Establecer una red de profesionales que fomenten el cooperativismo y el intercambio de información para facilitar la difusión de innovaciones entre los distintos participantes del sector.

AGROPRODUCTORES

Evaluamos las condiciones agro-ecológicas de tu zona y recomendamos un manejo integrado para los cultivos.

Archivo de categoría Conceptos

La fertilidad del suelo

La fertilidad de un suelo es la capacidad de mantener en todos los ciclos productivos, con las adecuadas prácticas de cultivo, una producción rentable.

La fertilidad del suelo es una propiedad muy compleja, con múltiples factores que le afectan como, la actividad microbiana, el contenido y proporción de nutrientes, el tamaño de las partículas de suelo que lo compone, la cantidad de materia orgánica, el pH por solo mencionar algunos de los más importantes.

La concentración de nutrientes en el suelo nos permite saber un índice de su fertilidad. A mayor concentración la planta tendrá mayor disponibilidad de nutrientes con menor gasto energético. En suelos pobres en contenido de nutrientes las plantas se ven obligadas a absorber mas agua debido a que la solución del suelo tiene pocos nutrientes disueltas en ella, realizando un mayor gasto energético.

Una manera de conocer la fertilidad del suelo es mediante el análisis físico, químico y biológico del suelo. Así como de la disponibilidad de los nutrientes presentes en el suelo, el valor de pH, capacidad de intercambio cationico, etc.

En un sistema de producción agrícola intensiva la fertilidad natural del suelo va desapareciendo, lo que si se mantiene es la capacidad de un suelo de conservar su fertilidad potencial, si se realiza el manejo agronómico adecuado.

Esto significa que si se mantiene un aporte optimo de fertilizantes, se mantiene el pH en ideales mediante el uso de técnicas correctivas de pH, se agrega periódicamente materia orgánica, el suelo sera fértil y productivo, asegurando la rentabilidad de la producción agrícola.

Aportar nutrientes mediante la aplicación de fertilizantes, sin caer en el uso excesivo, se debe buscar siempre realizar los aportes adecuados basándose en el análisis del suelo y de pasta saturada.

Es conveniente incorporar abonos verdes,composta,  extractos húmicos y fúlvicos, microorganismos benéficos que favorezcan la fertilidad de los suelos y eviten su erosión.

Correción del pH del suelo

Los suelos con pH ácido pueden ser corregidos mediante las enmiendas o encalados a base de cal viva (CaO), cal apagada ((OH2Ca)), caliza (CO3Ca), dolominta (CO3)2CaMg) .

Mientras que la aplicación de yeso y azufre puede usarse para la corrección del pH del suelo alcalino. Los encalados son necesarios cuando el pH es menor de 5, con esto se sustituyen los cationes de hidrogeno por cationes de calcio y se consigue elevar el pH del suelo.

En producciones agrícolas con fertirriego es común la aplicación de ácidos como el sulfúrico, nítrico y sulfúrico para obtener pH ligeramente ácidos que benefician la absorción de nutrientes.

Es importante conocer la reacción de los fertilizantes con el suelo, algunos fertilizantes disminuyen el pH mientras que otros lo incrementan, deben de usarse fertilizantes que ayuden a obtener el pH óptimo para cada cultivo según las características del suelo.

Por ejemplo el sulfato de amonio tiene una reacción acidificante, y el nitrato de calcio y los fasfatos elevan el pH del suelo. La corrección del pH del suelo puede llevarse a cabo mediante el correcto uso de fertilizantes según sea su reacción en el suelo.

El pH del suelo tiene gran relación con la capacidad de intercambio catiónico del suelo, y con ello con la fertilidad del mismo. El pH obtiene para los cultivos oscila entre 5.5-7.

Un buen contenido de materia orgánica ayuda a amortiguar cambios bruscos en el pH del suelo. Cuando los suelos son pobres en materia orgánica y reciben aportes de fertilizantes que bajan o sube el pH el efecto sobre el suelo es directo y no posee la capacidad de amortiguar el pH, como si lo haria un suelo con materia orgánica por arriba de 2.5%.

Es adecuado realizar análisis de suelos periódicamente, que te permitan conocer el estado del pH y de materia orgánica para realizar cálculos sobre la cantidad y tipo de producto a aplicar, ya sea que se busque bajar o incrementar el pH para llegar a valores óptimos.

Nutrientes del suelo

Además de servir como sostén para las plantas, el suelo es fuente de nutrientes indispensables para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

En suelos con buena fertilidad las raíces encuentran con facilidad los elementos nutritivos presentes en el suelo.

El suelo no es una fuente inagotable de nutrientes para las plantas, en suelos que se produce un único cultivo por varios años, se disminuye la cantidad de nutrientes. Es adecuado cuando se realiza una producción intensiva agregar nutrientes al suelo a través de fertilizantes.

EL agotamiento del suelo provoca una disminución de los rendimientos, deficiencias nutricionales, disminución de la actividad microbiana, perdida de la estructura del suelo.

Para evitar el agotamiento del suelo es recomendable realizar las siguientes practicas

Mantener un buen nivel de materia orgánica agregando abonos verdes, extractos húmicos y fúlvicos y evitando el uso excesivo de fertilizantes.

Aporte fraccionado de fertilizantes según las necesidades del cultivo.

Uso racional de agroquímicos con residualidad para evitar dañar la vida microbiana benéfica del suelo.

De ser posible rotación de cultivos, hacer manejo integrado de plagas y enfermedades incorporando herramientas que permitan disminuir el uso indiscriminado de agroquímicos nocivos para el medio ambiente.

 

La materia orgánica del suelo

La materia orgánica (M.O) en el suelo está compuesta por el conjunto de restos animales y vegetales como lo son el estiércol, microorganismos, abonos verdes, restos de cosechas, madera en descomposición, hojas, etc.

Las lombrices participan en el proceso de descomposición de la materia orgánica

La M.O está en constante transformación, se forma y destruye constantemente. Esta formada por sustancias con alto contenido de carbono (C), también contiene nitrógeno y otros elementos minerales.

Se encuentra en todos los suelos en distintas fases de transformación, la fase primera es la etapa de humus, siendo el humus considerado un factor importante para la fertilidad del suelo.

 

Niveles de materia orgánica en el suelo

La M.O representa aproximadamente de 1% a 6% del peso del suelo. En producciones agrícolas es conveniente que los niveles de materia orgánica en el suelo con textura media no baje de 2.5%. En suelos arenosos el porcentaje de materia orgánica suele ser menor.

La materia orgánica se halla en el suelo en las siguientes formas

Residuos vegetales y animales sin haber sido transformados por la acción de microorganismos.

Materia orgánica en proceso de descomposición

Materia orgánica ya transformada a humus.

Funciones de la materia orgánica en el suelo

Mejora la estructura del suelo, contribuyendo a la formación de agregados, mejorando la capacidad de retención de agua y nutrientes.

Mejora la actividad microbiana benéfica, mejora la disponibilidad de nutrientes incluyendo los que provienen de fertilizantes.

Al degradarse aporta nutrientes y sustancias como efecto psudohormonal que mejora el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Tiene un efecto amortiguador del pH y alcalinidad del suelo, e incrementa la capacidad de intercambio catiónico del suelo mejorando su fertilidad.

Por este motivo es importante aportar materia orgánica a los suelos en donde se cultive intensivamente periódicamente, o aportar productos comerciales como extractos húmicos y fúlvicos que cumplen la misma función.

 

Determinación de materia orgánica (M.O) del suelo

El contenido de materia orgánica de un suelo puede obtenerse mediante una análisis de suelo, los valores son expresados en porcentaje de M.O en relación al peso seco del suelo.

 

 

 

 

Capacidad de intercambio catiónico (CIC)

La capacidad de intercambio catiónico (CIC) se refiere a la capacidad de un suelo para  liberar y retener cationes y aniones. La capacidad de intercambio catiónico depende del tipo de humus y de la proporción y tipo de arcilla en el suelo.

Capacidad de intercambio catiónico es un valor que determina que tan fácil o difícil es que el suelo libere algún nutriente para que se utilizado por las plantas

Los nutrientes en el suelo se encuentran en forma de cationes o aniones según su naturaleza, por lo tanto la CIC indica la facilidad que un suelo tiene para intercambiar dichos nutrientes entre la fracción solida y la liquida del suelo.

La materia orgánica en su proceso de descomposición origina los diferentes tipos de sustancias húmicas, y a esto se debe su gran importancia en el CIC de los suelos.

La capacidad de intercambio catiónico involucra el proceso en el que los aniones y cationes son intercambiadas en entre la fase liquida del suelo (solución del suelo) y la parte sólida.

La unidad de la cantidad de cationes intercambiados se expresa en miliequivalentes por cada 100 gramos de suelo. (meq/100 g).

Importancia de la capacidad de intercambio catiónico

La CIC es muy importante debido a que indica la mayor o menor disponibilidad de nutrientes en el suelo. Un mayor CIC indica mejor disponibilidad de los nutrientes en el suelo.

La capacidad de intercambio catiónico (CIC) es distinta según el tipo de suelo, hay suelos con baja CIC considerados suelos poco fértiles, la textura influye en el valor de CIC, suelos con alto contenido de arcilla posee una CIC mas alta.

La CIC puede determinarse a través de un análisis de suelo o un análisis de extracto de pasta saturada.

Las relaciones del intercambio de cationes con el crecimiento de las plantas radica en que a mayor CIC mayor disponibilidad de nutrientes presentes en las rizosferá habrá para las plantas. Esto quiere decir que un CIC alto es caracteristico de suelos fértiles y óptimos para la agricultura.

¿Qué es el CIC en el suelo?

Es una medida que indica que tan disponibles estarán los diversos nutrientes vegetales en el suelo para la planta. Por lo tanto un CIC elevado indicará suelos fértiles donde los nutrientes estarán fácilmente disponibles para las plantas, mientras que CIC bajos nos dirán que en dichos suelos la disponibilidad de los nutrientes será baja y por lo tanto pueden ocasionarse deficiencia de nutrientes en las plantas.

¿Qué son los cationes intercambiables?

Los cationes intercambiables son aquellos elementos o compuestos presentes en el suelo con carga positiva que se disocian o disuelven en el agua y que forman la solución del suelo.

Factores que influyen en la capacidad de intercambio cationico

Muchos son los factores que influyen en la capacidad de intercambio catiónico, algunos de los mas importantes son:

Contenido de materia orgánica

La materia en descomposición se transforman en diferentes componentes cada ves mas simples que tienen influencia sobre la CIC del suelo. Los acidos fúlvicos y húmicos son un ejemplo de este tipo de sustancias e incrementa la CIC de un suelo o sustrato.

Tipo de suelo

El tipo de suelo influye en el CIC, los suelos arenosos tienden a una baja CIC mientras que los arcillosos a un mayor CIC. Los suelos arenosos suelen tener baja CIC, esto provoca un menor contenido de nutrientes, mayor lavado de nutrientes y menos capacidad de retención de agua.

Mantenimiento del suelo

En producciones agrícolas intensivas se debe aportar materia orgánica al suelo continuamente, o bien extractos húmicos que permitan mantener en buenos niveles la CIC. Cuando año tras año se producen cultivos en la misma tierra esta pierde su CIC paulatinamente si no se realizan aportes de materia orgánica y mejoradores de suelo en general ya sea biológicos, minerales y orgánicos.

 

 

 

 

 

La solución del suelo

La solución del suelo es el conjunto formado por el agua que contiene un suelo y los distintos elementos disueltos en ella incluido los nutrientes vegetales. Es en la solución del suelo donde los nutrientes que contiene el suelo y los que son aportados por fertilizantes se disocian en aniones y cationes.

La solución del suelo incluye todos los nutrientes que las plantas necesitan para crecer y desarrollarse.

La solución del suelo y sus componentes

Esta compuesta por todos los elementos minerales (incluidos los nutrientes vegetales) y orgánicos solubles en agua que el suelo contiene.

Sustancias orgánicas disueltas: acídos húmicos, fulvicos, productos microbianos, aminoácidos, peptidos, proteínas,

Sustancias minerales: Hierro, zinc, calcio, nitrogeno, fósforo, potasio, oxigeno, manganeso, magnesio, boro, molibdeno, silicio, aluminio, sodio, todas las sales fertilizantes, silicatos, y componentes minerales del suelo.

Es decir la solución del suelo esta compuesta por agua y por todos los elementos minerales que son necesarios para el crecimiento de las plantas, así como sustancias orgánicas como extractos húmicos, aminoacidos, etc.

Todos los nutrientes para estar disponibles para las plantas deben estar disueltas en la solución del suelo, si no lo están, las plantas no podrán absorberlos a través de sus raíces y se dice que no existe disponibilidad del nutriente.

Por ejemplo, el nitrato de potasio (NO3K) se disocia en un anión de nitrato (NO3) y un catión de potasio (K+).

La solución del suelo es absorbida por las raíces de las plantas y es así como estas obtienen los diversos nutrientes necesarios para su desarrollo.

La solución del suelo contiene los siguientes cationes y aniones:

Cationes

calcio (Ca+2), magnesio (Mg+2), potasio (K+), amonio (NH4+), hidrogeno (H+) sodio (Na+), hierro (Fe+2), etc.

Aniones

fosfato (PO4-3, PO4H, PO4H2) sulfato (SO4) nitrato (NO3), cloruro (Cl), etc.

En una producción agrícola intensiva la solución del suelo está en constante cambio debido a la aplicación de fertilizantes a través del sistema de riego.

Los cationes son retenidos en el complejo arcillo húmico, con un constante cambio, buscando siempre un equilibrio entre la solución del suelo y el complejo de intercambio.

El correcto equilibrio en la solución del suelo depende de la buena fertilización que se realice, tomando en cuanta las características del suelo agua y ambiente.

Todos los nutrientes disponibles para las plantas están disueltos en la solución del suelo, si los nutrientes no están disueltos en esta solución se dice que los nutrientes no están disponibles para las plantas.

La cantidad de nutrientes disueltos en la solución del suelo puede obtenerse a través de un análisis de laboratorio conocido como análisis de extracto saturado.

También puede determinarse con un análisis de la solución obtenida de chupatubo.

 

Disponibilidad de nutrientes según pH del suelo

La acidez del suelo depende la concentración de cationes hidrogeno (H+) en lo que se conoce como solución del suelo. La solución del suelo está compuesta por agua y las partes solubles del suelo.

En la solución del suelo se encuentran disueltos los nutrientes que la planta absorberá a través de las raíces. La mayor o menor acidez del suelo se mide con la escala de pH. La escala va del  1 – 14. La disponibilidad de nutrientes según el pH es compleja, existen algunos nutrientes que estarán disponibles a ciertos valores mientras que otros nutrientes si estarán disponibles.

Influencia del pH en la absorción de nutrientes en las plantas

Cuando el valor de la escala de pH está en el número 7 se dice que es un suelo neutro, entre el valor este más cercano a uno, mas ácido será el suelo, mientras que cuanto más cercano este al 14 más básico o alcalino será el suelo. La disponibilidad de los nutrientes según el pH del suelo es mejor a valores de 5.5 – 6.5. Bajo este rango de valores de pH todos los nutrientes están disponibles.

Los nutrientes interactúan con el suelo a través de muchos factores, y uno de esos factores es el pH, según cambie su valor cambiara la disponibilidad de los nutrientes.

En la tabla se muestra la disponibilidad de los nutrientes esenciales para las plantas según el valor de pH de la solución del suelo o solución nutritiva.

Disponibilidad de nutrientes según el pH del suelo - Agroproductores

Es prudente recordar que existen otros factores que disminuyen la disponibilidad de nutrientes, especialmente el grupo de los micronutrientes.

Para el hierro (Fe) por ejemplo, se precipitan en presencia de oxígeno y fosfatos, al igual que el zinc. O la incompatibilidad entre los fosfatos y el nitrato de calcio que es ampliamente conocida.

Para conocer más sobre factores que afectan la disponibilidad de nutrientes para las plantas te recomendamos leer nuestro artículo sobre incompatibilidad de fertilizantes.

 

Fosfito de potasio

El fosfito tiene actividad elicitora sobre las plantas, es decir que desencadenan una serie de respuestas que mejoran la respuesta ante ataques de patógenos.

Los fosfitos mejoran la respuesta de las plantas a enfermedades por el proceso conocido como resistencia sistémica adquirida.Los fosfitos son considerados como bionutrientes o bioestimulantes, debido a que estimulan procesos biologicos de las plantas.

En el mercado existen varias fuentes de fosfito, según sea el proceso de su fabricación. La mayoría de fuentes de fosfito en el mercado están formuladas por de la formación de una sal alcalina a partir de ácido fosforoso.

Ficha técnica

Para obtener esta sal (fosfito) suelen utilizarse moléculas con contenido de potasio o calcio, por ello existen fosfito de potasio o fosfito potásico, fosfito de calcio o fosfito cálcico y fosfito de magnesio o fosfito magnésico, todos estos nutrientes son cationes con carga positiva.

Fosfito de potasio (K)

Posee fósforo y potasio en su contenido, el fósforo está en forma de fosfito. El fósforo está en mayor contenido que el de potasio.

Fosfito de calcio (Ca)

Posee fósforo y calcio en su contenido, el fosforo está en forma de fosfito. El fósforo está en mayor contenido que el del calcio.

Fosfito de magnesio (Mg)

Posee fósforo y magnesio en su contenido, el fósforo está en forma de fosfito, el fósforo está en mayor contenido que el magnesio.

Fosfito y fósforo

El fosfito tiene fósforo en su composición, pero estos no poseen iguales efectos sobre la planta. El fósforo es un nutriente esencial para el desarrollo de las plantas superiores, si no existen cantidades adecuadas de fósforo la planta no llevará a cabo correctamente su desarrollo.

El fósforo es absorbido por las plantas en forma de fosfatos inorgánicos, principalmente como anión fosfato monobásico y anión fosfato dibasico, y las plantas los integra a su metabolismo tal como fueron absorbidos.

El fosfito al ser muy parecido a un fosfato es absorbido por el mismo proceso por el cual se absorben los fosfatos, pero al no ser completamente igual que el fosfato este no se integra a metabolismo como un fosfato, el fosfito no es una fuente de fósforo.

Los fosfitos provocan efectos positivos en las plantas, pero no por ser una fuente de fósforo como nutriente, sino más bien, porque los fosfitos provocan un efecto elicitor y mejoran la sanidad de las plantas al provocar el proceso conocido como resistencia sistémica adquirida.

El fosfito posee mayor solubilidad que los fosfatos.

Beneficios agronómicos del fosfito de potasio, de calcio o magnesio

La aplicación de los fosfitos sobre los cultivos provocarían una mejor respuesta de los cultivos a las enfermedades, debido al efecto elicitor, además de la aportación del nutriente que le acompaña, es decir un aporte ya sea de potasio, calcio o magnesio , según sea la fuente de fosfito que se utilice.

 

 

 

Fenología de las plantas

La fenología de las plantas en la ciencia que estudia el desarrollo de las plantas bajo las distinta condiciones ambientales en las que se pueden desarrollar. Es bien sabido que el comportamiento de una planta que crece a 10°C no es el mismo que el de una que crece a 25°C. Las plantas en general incrementan su metabolismo a medida que lo hace la temperatura.

Esto provoca que en algunos lugares el desarrollo de las plantas sea mas acelerados. De esta manera las plantas requieren menos dias para completar su desarrollo fenológico.

La fenología divide el desarrollo de la planta en etapas bien identificadas y caracterizadas por procesos fisiológicos específicos.

¿Qué es la fenología de las plantas?

Todas las plantas atraviesan un proceso que va desde la germinación, hasta su muerte natural. Este proceso está dividido en diferentes estadios de crecimiento, según el investigador, instituto, o técnico que describa las estadios fenológicos de alguna especie en particular. El investigador usará diferentes estadios fenológicos, según el criterio con el que aborde al cultivo. Cada etapa de este proceso tiene procesos fisiológicos diferentes y característicos.

La fenología en la agricultura

Los estadios fenológicos dependen en gran medida de la temperatura, luz y clima en general, por tal motivo podemos decir que algunas partes geográficas algún cultivo pueda comenzar la floración en menos tiempo del que lo haría en otra parte.

Fenología y vida de las plantas

La fenología de las plantas, busca ser un lenguaje global sobre los estadios fenológicos y así describir y entender mejor el comportamiento de los cultivos a fin de mejorar su productividad.

En el área de la agronomía los estadios fenológicos suelen ser llamadas también como: fenología de las plantas, fenología botánica, fenología agrícola, fases de la fenología, etapas fenológicas, entre otras.

Existe un sin fin de clasificaciones fenológicas, con el objetivo de consolidar un lenguaje internacional y único cuando se habla de fenologías de cultivos agrícolas, y evitar confusiones.

Algunas instituciones desarrollaron un manual de estadios fenológicos o manual de fenología de plantas, para un gran número de cultivos agrícolas, llamado codificación BBCH.

La fenología o codificación fenológica BBCH divide el ciclo de vida de cualquier planta, en 8 etapas, estas etapas no son necesariamente consecutivas, puede que se den ambas etapas al mismo tiempo en algunos cultivos, teniendo cada cultivo sus características particulares. Algún ejemplo de estos son los arboles tropicales en donde el flujo vegetativo se presenta al mismo tiempo que la floración.

Etapas fenológicas de cualquier planta según BBCH

Germinación, brotación, desarrollo de la yema.

Desarrollo de las hojas

Formación de brotes laterales / amacollamiento

Crecimiento longitudinal del tallo o crecimiento en roceta, desarrollo de brotes.

Desarrollo de las partes vegetativas cosechables de la planta, o de órganos vegetativos de propagación.

Emergencia del botón o inflorescencia / espigamiento.

Floración

Desarrollo del fruto

Maduración del fruto y semilla

Senescencia, comienzo de la dormancia.

Conocer las diferentes etapas fenológicas que atraviesa un cultivo nos sirve para tomar decisiones de manejo agronómico. Ayudará a realizar las podas en el momento justo, fertilizaciones oportunas, planes de prevención de ataques de plagas y enfermedades, entre otros muchos beneficios.

La fenología en las plantas ¿Qué es?

El cambio climático y la fenología de las plantas está sumamente relacionado debido a que un cambio en la temperatura provocara un desarrollo más rápido o lento del cultivo, modificándose su ciclo biológico al desarrollarse bajo condiciones distintas.

Identificar la duración de cada una de las 8 etapas en el cultivo agrícola de una producción agrícola es de gran importancia, esto ayudará a tomar decisiones de manejo agronómico, así como de comercialización. Permitirá realizar una programación basada en históricos y más acertada. Esto permite programar la contratación de mano de obra, para evitar escases durante las épocas de cosecha.

 

 

 

 

 

Peat moss – Sustrato

El peat moss es un sustrato muy utilizado en cultivos en sistemas hidropónicos o en sistemas de fertirrigación. El peat moss proviene de un musgo del genero Spahgnum, conformado por un buen número de especies de musgo. Este musgo crece en bosques fríos y pantanosos, el sustrato es de apariencia esponjosa.

El peat moss se forma por la acumulación de materia orgánica en el suelo que comienza su comienzo de degradación, debido a las temperaturas bajas este proceso es muy lento y da origen a peat moss con una variedad de colores según su grado de descomposición.

Es un sustrato orgánico debido a que provienen de material vegetal, con buena capacidad de aireación, las características particulares dependen de la calidad y origen del peat moss. Tiene buena capacidad para retener agua cuando el peaat moss es de calidad.

Según su color se pueden clasificar de la siguiente manera:

Turbas rubias

Son las que no hace mucho comenzaron el proceso de descomposición, contienen una elevada cantidad de materia orgánica.

Turbas negras

Son las que ya llevan un avanzado proceso de descomposción, su contenido en minerales es mayor y el de materia seca es menor. Por la descomposción que la turba lleva a cabo, su pH es acido, cercano a los 4 pH, por ello se debe regular el pH de la turba a los buscados en el cultivo se que produzca.

Existen clasificaciones por el tamaño de sus partículas

Se pueden clasificar como peat mos finos y peat moss gruesos, esto dependerá de la comercializadora, los finos son usados generalmente para germinación, mientras que los gruesos durante la producción del cultivo, la selección del tipo de peat moss tambien dependerá del tipo de manejo agronómico que se le desee dar.