Bioestimulantes o Bionutrientes

En la literatura científica el uso de la palabra bioestimulantes se citó por primera vez en una revista científica en línea en 1997. Zhang y Schmidt del departamento de Crop and Soil Environmental Sciencies del Instituto Politécnico de Virginia en Estados Unidos de América, definieron a los bioestimulantes como “materiales que, en pequeñas cantidades, promueven el crecimiento y desarrollo de la planta.”

Debemos de recordar que el crecimiento de una planta incluye, la reproducción de sus células, así como posterior expandimiento, y todos los procesos que ello implique, por eso al hablar de bioestimulantes debemos entender que existe una amplia gama de ingredientes activos en esta clasificación que están siendo estudiados por tener algún efecto positivo en el crecimiento o metabolismo de las plantas. Metabolismo es el conjunto de todos aquellos procesos que los organismos vivos realizan para obtener energía para su crecimiento y desarrollo.

Actualmente los científicos están haciendo consenso sobre la definición de los bioestimulantes y la mayoría concuerda en que son sustancias o microorganismos, que al aplicarse sobre el follaje de las plantas o en la rizosfera, provocan o estimulan el metabolismo de las plantas, beneficiando factores como calidad del fruto, mejorando vida de anaquel, cantidad de azúcar en fruto, mejorando la tolerancia a estrés biótico y abiótico que no es un fertilizante.

Las diferencias existentes en literatura entre un fertilizante y los bionutrientes o bioestimulantes radica en la cantidad que se debe aplicar para tener efecto sobre las plantas. Un fertilizante, por ejemplo, estimula el crecimiento de la planta, pero este es requerido en grandes cantidades para provocar el efecto, a razón de kilogramo por planta en algunas y de no estar presente la planta muestra una deficiencia nutricional afectándose su crecimiento. Mientras que los bioestimulantes o bionutrientes requieren de dosis muy pequeñas por planta para provocar un estímulo en el crecimiento.

Algunos autores definen los bionutrientes o bioestimualntes como aquellas sustancias que a pesar de no ser un nutriente, un pesticida, o un regulador del crecimiento, al aplicarse en cantidades pequeñas provocan un impacto positivo en la germinación, desarrollo vegetativo, floración, cuajado, desarrollo de fruto o en cualquier otra etapa de desarrollo del ciclo de vida de la planta.

Actualmente existen ya muchas clasificaciones de bionutrientes, o tipos de bioestimulantes abajo describimos algunas.

Quitosano

Esta molécula induce la resistencia sistémica adquirida en plantas al activar diferentes genes defensivos. Induce también la producción de enzimas que combaten a las especies reactivas de oxigeno que afectan a la planta durante lesiones o bajo circunstancias de estrés. Es considerado un elicitor.

Micorrizas

Existen estudios que demuestran efectos positivos en la planta, debido a la asociación con hongos micorrizicos. Las micorrizas suelen mejorar la absorción de nutrientes y su movimiento dentro de la planta.

Extractos de plantas

Existen extractos de diversas plantas que provocan efectos positivos en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Uno de los mas conocidos es el extracto de ortiga (Urticaceae), muy utilizados en varias regiones de europa, desde hace y va varios años.

Compuestos peptídicos, hidrolizados de proteina.

Son mezclas de péptidos y aminoácidos obtenidos por hidrolisis de proteína o por síntesis de aminoácidos, provocan beneficios especialmente al ser aplicados cuando la planta esta bajo estrés; por ejemplo, pueden aplicarse durante el frio para evitar una caída del metabolismo, o después de intenso calor para evitar el choque térmico. Aportan nitrógeno altamente utilizable, recordemos que los aminoácidos poseen nitrógeno en su composición, por lo que la planta se ahorra la energía que gastaría en la asimilación de nitratos.

Extractos húmicos

Son obtenidos de la descomposición de la materia orgánica a través del tiempo, existen una amplia gama de fuentes donde pueden ser obtenidos. Están compuestos por extractos húmicos y extractos fúlvicos, los primeros son de gran tamañano y el extracto fúlvico de tamaño pequeño y tiene actividad complejante de cationes. Estimulan procesos en la raíz de las plantas. Al estimular la secreción de sustancias por la raíz, se mejoran las codiciones para la absorción de nutrientes presentes en el suelo. En su mayoría de veces son utilizados en grandes cantidades para mejorar las características del suelo. Para obtener resultados de bioestimulantes las dosis son más bajas según distintos ensayos publicados en diferentes revistas científicas.

Extracto de algas.

Son obtenidos de las algas de diferentes especies y orígenes, cada uno con propiedades particulares, utilizados para promover la resistencia sistémica adquirida en algunos casos, otras para mejorar el tamaño y sabor de la fruta. Existen extractos de diferentes tipos de algas, cada uno con efectos diferentes.

Silicio

Este es un elemento muy abundante en la tierra. No está considerado como esencial en el desarrollo de las plantas. Este bionutriente aumenta la resistencia al estrés abiótico y biótico en las plantas.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *