Dirección

Zapopan, Jalisco, México

Celular/Whatsapp

332-832-0717 y 331-830-8731

Correo electrónico

contacto@agroproductores.com

Horarios de atención

9:00 hrs - 18:00 hrs.

Archivo de categoría Himenópteros

Plagas urbanas: avispas

Las avispas son insectos pertenecientes al orden Himenóptera, estos artrópodos han adquirido importancia debido a las molestias y daños que causan en los ambientes tanto urbanos como rurales, en actividades turísticas y agropecuarias. Las avispas que ocasionan daños importantes, tienen la característica común de poseer un comportamiento social que implica la formación de colonias estructuradas en castas con diferenciación de labores como lo son la alimentación, reproducción, construcción, protección y sanidad del nido.

Experto Animal, Expertoanimal.com

Ciclo biológico de las avispas

Las avispas presentan metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, ninfa, larva y adulto. Su ciclo biológico dura de entre 30 a 40 días dependiendo la especie.

Los nidos son formados por celdas individuales donde la reina deposita un huevo en cada una. Las larvas completan su desarrollo en esas celdas y su alimentación depende de las avispas obreras o adultas, pues estas son las que les proveen el alimento. La alimentación está conformada por artrópodos, carnes, néctar, mielecilla y frutas.  En una etapa inicial es la reina la que busca y provee de alimento, posteriormente cuando se han desarrollado algunas obreras, son éstas las encargadas de la alimentación, sanidad y protección de la colonia.

La reina es la de mayor tamaño y la única hembra fértil. El macho, tiene una vida corta y sólo es reproductor. El tamaño de la colonia puede estar compuesto de sólo unos cientos hasta varios miles de individuos, dentro de los cuales abunda la casta obrera.

Comportamiento común de las avispas

En zonas con clima templado, las colonias suelen morir a inicios del invierno, pero las reinas jóvenes fecundadas sobreviven en sitios protegidos como debajo de la corteza de los árboles, fundando una nueva colonia cada año. Los nidos son construidos con un material de aspecto similar al papel, formado por una mezcla de fibras de madera y saliva. Las avispas de mayor importancia debido al daño y molestias que causan son Chaqueta Amarilla (Vespula germanica), seguidas por Polistes dominulus y Polistes buyssoni.

¿Qué hacer si una avispa me pica?

La picadura de una avispa puede ser muy dolorosa y peligrosa, en especial en personas con hipersensibilidad alérgica. Se recomienda aplicar hielo inmediatamente en la zona afectada, y si es necesario asistir a un centro médico.

Manejo y control

Evitar dejar restos de alimentos dulces o que contengan mielecillas. Para el control, se pueden utilizar trampas y como ingrediente activo ha resultado eficaz la utilización de cialotrina. Es importante consultar las dosis con un especialista.

Himenopteros

Plagas urbanas: hormigas

Las hormigas son una familia de insectos, pertenecientes al orden Himenóptera, con más de 1000 especies distribuidas alrededor del mundo. Predominan especialmente en los bosques tropicales, donde en determinados lugares pueden suponer hasta la mitad de la población de insectos.

Ciclo biológico de las hormigas

Su ciclo de vida se completa en 6 a 2 meses, dependiendo de la especie y de factores como la temperatura, la humedad y la disponibilidad de alimentos. Se les considera como insectos sociales y habitan en grandes y estructuradas colonias compuestos por numerosos individuos, entre ellos la reina y el macho, obreros soldados, nodrizas y los estados juveniles.

Las antenas cumplen un papel muy importante, pues funcionan como órganos sensoriales de gusto y tacto, además, a través de ellas comparten información y se comunican con otras colonias sin importar que no sean la misma especie.

La hormiga argentina (Linepitema humile), es la más importante en las zonas urbanas, mientras que la hormiga roja (Solenopsis gayi) prefiere los campos agrícolas, atacando a plantas jóvenes y causando daño en la corteza a nivel del cuello y hasta 10 cm bajo el suelo.

Comportamiento común de las hormigas

Algunas especies de hormigas forman sus nidos en la tierra, madera o troncos huecos y construcciones hechas por el hombre que presenten humedad. La alimentación de estos insectos consiste principalmente en carbohidratos azucarados, alimentándose de néctar de flores y secreciones azucaradas producidas por otros insectos. Dentro de su dieta también incluyen tejidos vegetales e insectos u otros animales.

Las hormigas pueden transmitir diversas enfermedades al arrastrar microorganismos en sus patas y cuerpo al interior de las casas. Son muy territoriales y agresivas y suelen eliminar a otras especies del área, pero no tienen problema en cohabitar individuos de diferentes colonias, lo que puede provocar una densidad poblacional de hormigas muy alta.

Eadic Formación y Consultoría, Eadic.com

Manejo y control

Se recomienda evitar dejar alimentos azucarados de fácil alcance cerca de los nidos. Para su control se recomienda utilizar insecticidas a base de cialotrina. Es importante consultar con un especialista en el área antes de cualquier aplicación.

Insectos benéficos: Leptomastix dactylopii Howard

Leptomastix dactylopii es una avispa endoparásita monófaga, es decir, solo tiene un huésped, siendo este Planococcus citri ó Cotonet. Su origen de distribución es en Sudamérica y fue introducida en California en 1934, propagándose más tarde por todo el mundo.

Leptomaxtix dactylopii

Plaga sobre la que actúa Leptomastix dactylopii

Leptomastix dactylopii actúa sobre Planococcus citri.

Morfología

Los estados desde huevo hasta pupa de L. dactylopi, los desarrolla en el interior del huésped.

El adulto de Lepromastix es una avispa de gran tamaño, comparada con otras especies de la misma familia, alcanzando los 3 mm de longitud, siendo los machos más pequeños que las hembras. Es de color marrón amarillento y presenta las antenas pilosas ligeramente curvadas.

Ciclo biológico de Leptomastix dactylopii

L. dactylopii pasa por los estados de huevo, 4 estadíos larvarios, pupa y adulto. La duración del ciclo biológico depende fundamentalmente de la temperatura, siendo de 46 días a 17°C, de 15 días a 26°C y de tan sólo 12.5 días a 30ºC, siendo 26°C la temperatura óptima para un buen desarrollo y una alta tasa de fecundidad. La longevidad de los machos es de 24 días a 26ºC y unos 28 días en el caso de las hembras.

Bajo condiciones favorables, una hembra de L. dactylopii puede producir 60-100 descendientes en 10-14 días.

El tamaño del huésped determinará el sexo del parásito, los machos se desarrollan en huéspedes pequeños, mientras que las hembras lo hacen en huéspedes más grandes. Las hembras no fecundadas, solo pueden producir machos.

L. dactylopii parasita principalmente larvas de tercer estadio y hembras jóvenes de Planococcus citri.

La hembra palpa con sus antenas el cuerpo de la hembra de cotonet, antes de introducir sus huevos, para detectar si ya no ha sido previamente parasitada. Posteriormente introduce su ovipositor entre las proyecciones céreas y deposita sus huevecillos.

Cuando la larva eclosiona, se alimenta de los fluidos corporales del huésped. La pupación se lleva a cabo dentro del tegumento momificado del hospedero que se hincha y endurece, originándose una momia de color amarillo-marrón, con restos de cera en la superficie. La avispa parásita adulta emerge a través de un orificio redondo en el extremo posterior de la momia. Aproximadamente 2 semanas después de la introducción, pueden observarse las primeras momias en el cultivo.

Leptomaxtix dactylopii

Insectos benéficos: Lysiphlebus testaceipes Cresson

Lysiphlebus testaceipes es una avispa parásita que fue introducida en Francia en 1973. Actualmente esta dispersa en todos los países de la cuenca mediterránea y resulta ser un parásito frecuente en especies de pulgones, específicamente de Aphis gossypii.

Plaga sobre la que actúa Lysiphlebus testaceipes

Lysiphlebus testaceipes actúa sobre distintas especies de pulgones, teniendo como preferencia a Aphis gossypii.

Morfología

El adulto de Lysiphlebus testaceipes es una avispa de tamaño pequeño que mide alrededor de 3 mm de longitud o menos. Es delgada y de color negro brillante. Se caracteriza por tener las antenas con un elevado número de artejos yendo de los 12 a 15, y las alas con gran número de nerviaciones.

Ciclo biológico de Lysiphlebus testaceipes

La duración del ciclo biológico de L. testaceipes depende en gran medida de la temperatura, siendo de 14 a una temperatura de 21°C, y de 9 a 10 días a 25°C, así, la duración del adulto es en promedio de 10 a 20 días.

La hembra puede poner desde 130 hasta 200 huevos, dependiendo fundamentalmente de la temperatura. La temperatura también va a influir en la eficacia parasítica de L. testaceipes, pues a temperaturas inferiores a 13°C los adultos permanecen inactivos. Los áfidos sin embargo son más tolerantes a las temperaturas más bajas, reproduciéndose incluso a temperaturas de 4ºC.

 Los áfidos que son parasitados paran su reproducción en un rango de uno a cinco días.

En temporada de invierno, Lysiphlebus testaceipes se encuentra en estado de pupa dentro del áfido parasitado y emerge el adulto en primavera.  Posteriormente la hembra se aparea y empieza a buscar nuevos áfidos para parasitar. Tienen preferencia por las formas ápteras, aunque puede parasitar sobre formas que originarán individuos alados.

La larva consume el interior del áfido en un periodo de 6 a 8 días. Cuando la larva alcanza su madurez, inmoviliza al áfido en la hoja y se forma la momia, cuya coloración es beige o dorado, como en el caso de Trioxys. Después de 4 o 5 días, el adulto emerge a través del orificio.

Insectos benéficos: Tryoxis angelicae Haliday

Tryoxis angelicae es un himenóptero que aparece de forma espontánea en España, como parasitoide de diferentes especies de pulgones, plaga que ocasionan grandes pérdidas económicas en cultivos hortícolas y cítricos.

Plaga sobre la que actúa Tryoxis angelicae

Tryoxis angelicae actúa sobre pulgones, principalmente sobre Aphis gossypii y Toxoptera aurantii.

Morfología

T. angelicae es de tamaño pequeño, presenta cabeza y tórax de color oscuro y un abdomen color pardo. Posee unas antenas largas y una venación alar reducida. El macho tiene antenas más largas que la hembra, con 13 artejos, las patas son marrón oscuro a negro y el abdomen es redondeado. La hembra, por su parte, tienen las antenas sompuestas por 11 artejos y las patas son marrón claro.

Ciclo biológico de Tryoxis angelicae

Tryoxis angelicae pasa por los estados de huevo, 4 estadíos larvales, pupa y adulto. La hembra durante la puesta, presenta un comportamiento típico de los Aphidiidae, cuando localiza las colonias de pulgones, las palpa con sus antenas para examinarlos e identificar el tamaño del pulgón y si este no está parasitado. Si el pulgón es de tamaño adecuado y no está parasitado, el parásito curva el abdomen por debajo de su cuerpo y atraviesa el pulgón con su ovipositor, poniendo un huevo en su interior. T. angelicae parasita pulgones adultos y ninfas.

Las hembras fecundadas pueden ovipositar huevos no fecundados, de los cuales se desarrollan machos, mientras que, de los huevos fecundados, emergen hembras.

Cuando la larva eclosiona, comienza a alimentarse de su hospedante, pasando por 4 estadíos hasta que consume al áfido completamente. Antes de que la larva termine su desarrollo, hila un capullo de seda dentro del pulgón, cuya cutícula va tomando una coloración clara y que puede encontrarse en el envés de las hojas. Este estado se conoce como “momia” y es un índice visual muy valioso para observar si el parásito se ha establecido en el cultivo. De esta momia, emerge un nuevo adulto, cuya duración de vida va desde los 10 a los 20 días, dependiendo las condiciones ambientales.

Insectos benéficos: Diglyphus isaea Walker

Diglyphus isaea  es un parasitoide que destaca entre las especies del género Diglyphus por su gran eficacia en el control de minadores del género Liriomyza, como lo son L. trifolii, L. huidobrensis, L. bryoniae, y L. strigata, presentes en cultivos hortícolas.

Plaga sobre la que actúa Diglyphus isaea

Diglyphus isaea afecta a especies del género Liriomyza.

Morfología

Los huevos de Diglyphus isaea son difíciles de apreciar a simple vista debido a su pequeño tamaño. Las larvas al principio son de color transparente, luego amarillo y al final verde azulado, cambiando su color conforme se van desarrollando. La pupa cuando madura adquiere una coloración metálica oscura y los ojos son de color rojo.

El adulto de D. isaea, es una pequeña avispa con antenas cortas y articuladas, mide alrededor de 1.5 mm de longitud y su cuerpo es de color oscuro con reflejos metálicos. La hembra generalmente es de mayor tamaño que el macho.

Ciclo biológico de Diglyphus isaea

D. Isaea pasa por los estados de huevo, 3 estadíos larvarios, pupa y adulto. El ciclo biológico de este insecto depende fundamentalmente de la temperatura, siendo 20°C la temperatura óptima para un buen desarrollo y una alta fecundidad. Es un insecto muy resistente, que en estado adulto puede llegar a sobrevivir al invierno, pero su máxima eficacia la presentan en primavera-verano.

D. isaea es un ectoparásito de larvas de minador, actuando sobre los estadios larvarios segundo y tercero. La hembra, que posee una elevada capacidad de búsqueda, explora la hoja con sus antenas hasta encontrar una larva adecuada para ser parasitada. Deposita los huevos, individualmente en el interior de las galerías junto a las larvas del minador que han inmovilizando previamente. Las larvas de D. Isaea se alimenta de las larvas de del minador hasta transformarse en adultos.

Una característica significativa de D. isaea, que aumenta su valor como parásito, es la mortalidad que produce sobre las larvas de minador para alimentarse, ya que la hembra adulta absorbe sus jugos hasta producirles la muerte. Como fuente de alimento D. isaea tiene preferencia sobre los primeros dos estadios larvarios.

Insectos benéficos: Eretmocerus mundus Mercet

Eretmocerus mundus es una especie muy conocida que se distribuye desde a Cuenca del Mediterráneo hasta Sudán. Aunque ha sido también encontrado en Afganistán, Kenya, Zimbague y Malawi. Aparece de forma espontánea en los cultivos hortícolas protegidos, actuando como enemigo principal de la plaga de moscas blancas (Bemisia tabaci).

Eretmocerus mundus

Plaga sobre la que actúa Eretmocerus mundus

Eretmocerus mundus ataca a moscas blancas, mostrando preferencia por Bemisia tabaci.

Morfología

El adulto es una avispa pequeña de aproximadamente 1 mm de longitud, su cabeza, tórax y abdomen son de color amarillo o amarillo- marrón, siendo los machos de tonalidad más oscura que las hembras; poseen 3 ocelos y los ojos son de coloración verde oscuro. Las antenas son en forma de mazo, formadas por 5 segmentos en las hembras y 3 en los machos, y sus patas son largas y delgadas de color más claro que el resto del cuerpo con tarsos de 4 segmentos.

Ciclo biológico de Eretmocerus mundus

E. mundus pasa por los estados de huevo, 3 estadíos larvales, pupa y adulto. El ciclo biológico depende de la temperatura, siendo de 16 días a 25°C. La longevidad de las hembras durante el invierno es alta, esto unido a su capacidad para mantenerse activas en esta época, favorece su propagación sobre cualquier huésped vegetal.

E. mundus Parasita todos los estadios larvarios de B. tabaci, aunque prefiere larvas de segundo o tercer estadio.

Las hembras de E. mundus exploran las hojas de las plantas en busca de larvas de B. tabaci, palpando con sus antenas para evitar la oviposición en un huésped ya parasitado. Cuando el huésped es identificado, la hembra se coloca de espaldas a la larva, quedando en contacto con el ovipositor y emplea sus patas traseras para levantar a la larva de B. tabaci y realizar la puesta entre la larva y la hoja.

La larva de mosca blanca parasitada por E. mundus adquiere una coloración amarilla- dorada que puede ser observada a simple vista. Cuando el adulto se ha formado, puede apreciarse por transparencia sus ojos oscuros y los rudimentos alares.

Las hembras de E. mundus, realizan picaduras sobre las larvas jóvenes de B. tabaci, llegando a provocar un 10% de mortalidad, lo que conlleva una ventaja adicional a este controlador.

Insectos benéficos: Aphelinus abdominalis Dalman

Aphelinus abdominalis es un parasitoide presente en Europa y Asia, que actúa como agente de control sobre pulgones, específicamente de Aulacorthum solani, Aphys gossypii y Myzus persicae.

Plaga sobre la que actúa Aphelinus abdominalis

Aphelinus abdominalis actúa sobre distintas especies de pulgones, específicamente sobre de Aulacorthum solani, Aphys gossypii y Myzus persicae.

Morfología

El adulto de A. abdominalis mide aproximadamente 3 a 4 mm y presenta unas antenas largas y patas cortas. La hembra posee un tórax negro y un abdomen amarillo. El macho, por su parte, es un poco más pequeño que la hembra y es de un color más obscuro.

Ciclo biológico de Aphelinus abdominalis

Aphelinus abdominalis pasa por los estados de huevo, larva, pupa y adulto. Su desarrollo depende fundamentalmente de las temperaturas, siendo de 18 a 20 días a 20°C.

Este aphelínido puede parasitar cualquier estadio de pulgón, incluso individuos alados. La hembra de A. abdominalis, que posee una gran capacidad de búsqueda, puede distinguir los áfidos parasitados de los no parasitados, palpándolos con sus antenas. Cuando encuentra un áfido adecuado, lo tienta durante algunos segundos, se da la vuelta, alza las puntas de las alas y le deposita un huevo con su ovipositor. La puesta dura de 20 a 60 segundos, y sólo excepcionalmente pone más de un huevo en el huésped.

La larva de Aphelinus se desarrolla en el áfido hospedero. A una temperatura de 20ºC, siete días después de la parasitación se transforma a pupa y el pulgón se transforma en una momia de color negra. Alrededor de 8 días después, emerge el adulto de la momia.

Los adultos se alimentan de pulgones, incluso de especies que no parasitan. Para ello introducen su ovipositor y succionan el contenido de la víctima. También se alimentan de melaza. Aunque se conocen hiperparásitos de Aphelinus, no ocasionan problemas tan graves como los que actúan sobre A. colemani.

Insectos benéficos: Lysiphlebus testaceipes Cresson

Lysiphlebus testaceipes es una avispa parásita que fue introducida en Francia en 1973. Actualmente esta dispersa en todos los países de la cuenca mediterránea y resulta ser un parásito frecuente en especies de pulgones, específicamente de Aphis gossypii.

Lysiphlebus testaceipes

Plaga sobre la que actúa Lysiphlebus testaceipes

Lysiphlebus testaceipes actúa sobre distintas especies de pulgones, teniendo como preferencia a Aphis gossypii.

Morfología

El adulto de Lysiphlebus testaceipes es una avispa de tamaño pequeño que mide alrededor de 3 mm de longitud o menos. Es delgada y de color negro brillante. Se caracteriza por tener las antenas con un elevado número de artejos yendo de los 12 a 15, y las alas con gran número de nerviaciones.

Ciclo biológico de Lysiphlebus testaceipes

La duración del ciclo biológico de L. testaceipes depende en gran medida de la temperatura, siendo de 14 días a una temperatura de 21°C, y de 9 a 10 días a 25°C, así, la duración del adulto es en promedio de 10 a 20 días.

La hembra puede poner desde 130 hasta 200 huevos, dependiendo fundamentalmente de la temperatura. La temperatura también va a influir en la eficacia parasítica de L. testaceipes, pues a temperaturas inferiores a 13°C los adultos permanecen inactivos. Los áfidos sin embargo son más tolerantes a las temperaturas más bajas, reproduciéndose incluso a temperaturas de 4ºC.

 Los áfidos que son parasitados paran su reproducción en un rango de uno a cinco días.

En temporada de invierno, Lysiphlebus testaceipes se encuentra en estado de pupa dentro del áfido parasitado y emerge el adulto en primavera.  Posteriormente la hembra se aparea y empieza a buscar nuevos áfidos para parasitar. Tienen preferencia por las formas ápteras, aunque puede parasitar sobre formas que originarán individuos alados.

La larva consume el interior del áfido en un periodo de 6 a 8 días. Cuando la larva alcanza su madurez, inmoviliza al áfido en la hoja y se forma la momia, cuya coloración es beige o dorado, como en el caso de Trioxys. Después de 4 o 5 días, el adulto emerge a través del orificio.

Insectos benéficos: Aphidius matricariae Haliday

Aphidius matricariae es el parasitoide cosmopolita con mayor distribución en el mundo en cultivos bajo abrigo. Este parásito ataca a más de 40 especies, sin embargo, suele mostrar preferencia por la especie Myzus persicae.

Aphidius matricariae

Plaga sobre la que actúa Aphidius matricariae

Aphidius matricariae actúa sobre más de 40 especies de pulgones, pero muestra preferencia con Myzus persicae.

Morfología

A. matricariae, como las demás especies de Aphidius, es una avispa de tamaño pequeño, de coloración oscura a negra, presenta antenas largas, un abdomen unido al tórax por un peciolo más o menos largo y patas alargadas.

Ciclo biológico de Aphidius matricariae

El ciclo biológico de A. matricariae tiene una duración promedio de 12 días a una temperatura óptima de 21°C, siendo su desarrollo el más rápido entre las especies parásitas de pulgones. La cópula tiene lugar un día después de que el adulto ha emergido de la momia. Las hembras sólo se aparean una vez, mientras que los machos pueden hacerlo varias. Las hembras fecundadas pueden poner huevos no fecundados, desde varias horas después del apareamiento hasta el final de su vida. De los huevos no fecundados se desarrollan machos, y de los fecundados hembras.

Este hemíptero presenta una alta tasa de oviposición y fecundidad, pues una hembra puede depositar más de 400 huevecillos en toda su vida, esto supone aproximadamente unas 150 hembras descendientes, capaces de parasitar cada una de ellas docenas de áfidos por día.

Esta avispa no entra en diapausa en invierno (bajo condiciones de invernadero), tan fácilmente como otros enemigos naturales, tales como Aphidoletes aphidimyza, a lo cual la hace interesante para el control de distintas especies de pulgón.

Las hembras adultas de Aphidius matricariae depositan los huevecillos en el interior de las ninfas y adultos de los organismos hospederos. El estado larval dura alrededor de 6 días a temperaturas óptimas.

En temporada de verano, las avispas de A. matricariae suelen ser atacadas con frecuencia por sus propios hiperparásitos, los cuales reducen la población, sea natura o introducida, de esta avispa, en los cultivos.