Dirección

Zapopan, Jalisco, México

Celular/Whatsapp

33-28-32-07-17

Correo electrónico

contacto@agroproductores.com

Horarios de atención

9:00 hrs - 18:00 hrs.

AGROPRODUCTORES

Evaluamos las condiciones agro-ecológicas de tu zona y recomendamos un manejo integrado para los cultivos.

Archivo de categoría Heterópteros

Escama del olivo (Hemiberlesia rapax Comstock)

La escama del olivo (Hemiberlesia rapax) es una plaga que ataca a una gran variedad de plantas, incluyendo a acacia, manzana, aguacate, bambú, árbol del paraíso, palma de coco, cítricos, ficus, geranio, guayaba, durazno, pera y rosa.

El daño que causan estas escamas, lo provocan al alimentarse de los fluidos de la planta, ocasionando pérdida de vigor, deformación, manchas amarillentas en las hojas, pérdida de follaje e incluso la muerte de la planta. El primer síntoma de infestación de esta plaga, es la aparición de su armadura en la superficie inferior de las hojas.

Taxonomía

Clase: Insecta

Orden: Hemiptera

Familia: Diaspididae

Género: Hemiberlesia

Especie: rapax Comstock

Ciclo biológico de la escama del olivo

El ciclo de vida de H. rapax es en promedio de 30 días, sin embargo, esto depende de la temperatura, humedad y precipitació.

Los huevecillos son ovipositados bajo la armadura de la hembra, donde se desarrollan y posteriormente, eclosionan.

Escama del olivo 
Hemiberlesia rapax Comstock
A. Garrido, Gestión Integrada de Plagas y Enfermedades en Cítricos, Gipcitricos.ivia.es

La ninfa presenta patas solo en el primer estadío ninfal, este estadío es corto y la ninfa no se alimenta. Cuando recién emerge, la ninfa inserta su aparato bucal perforador-succionador dentro de los tejidos vegetales para alimentarse. Las ninfas hembras mudan de piel dos veces a medida que se desarrollan. Los machos, por su parte, presentan 5 estadíos y no se alimentan durante las últimas dos etapas.

Los adultos machos son insectos alados con ojos y patas, no se alimentan y viven solamente para aparearse. Las hembras permanecen bajo su armadura toda su vida para alimentarse y reproducirse.

Control biológico de la escama del olivo

Escarabajos o catarinitas depredadoras como Telsimia nitida Chapin, se han utilizado para el control de H. rapax. Además, avispas parásitas como Aphytis chrysomphali han mostrado eficacia al erradicar casi al 100% esta plaga.

Control químico de Hemiberlesia rapax Comstock

Como control químico, los activos mayormente utilizados han sido imidacloprid y azinfos metílico.

Es importante consultar con un especialista antes de cualquier aplicación.

La chinche de la calabaza (Anasa tristis)

Chinche de la calabaza (Anasa tristis)

La chinche de la calabaza (Anasa tristis) es una plaga que ataca principalmente a las hojas, vainas y frutos. A su aparato bucal se le conoce como picador- chupador y es la principal herramienta con la cual es provocado el daño a las plántulas, pues con este succionan la savia de las plantas interrumpiendo el flujo de agua y nutrientes hacia ellas.

La chinche de la calabaza (Anasa tristis)

 Cuando estos insectos se alimentan de las hojas, pueden causar en ellas manchas amarillentas y luego marrón pudiendo llegar a ser quebradizas por el daño. En los frutos pueden causar cicatrices o fisuras que reducen la calidad comercial, además de reducir la vida de almacén.

La chinche de la calabaza ataca a todas las cucurbitáceas, pero en especial a la calabaza (Cucurbita máxima). Frutos como el melón (Cucumis melo L.) y el pepino (cucumis sativus L.) no son tan atractivos para esta plaga.

Clasificación taxonómica de Chinche de la calabaza (Anasa tristis)

Orden: Hemíptera

Suborden: Heteróptero

Familia: Coreidae

Género: Anasa

Especie: tristis De Geer

Ciclo Biológico

La hembra deposita en la parte inferior de la hoja, de 12 a 20 huevos de color amarillento o rojo ladrillo y se vuelven más oscuros conforme van madurando. Eclosionan de entre 10 a 14 días.

La chinche de la calabaza (Anasa tristis)

El estado de ninfa presenta 5 estadíos completando su desarrollo en 4 a 6 semanas. Hasta el cuarto y quinto estadío las ninfas presentan paquetes alares.

El estado adulto de la chinche de la calabaza puede llegar a medir 1.6 cm de largo, presenta color negro pardo con líneas color naranja y café en el abdomen.

Control biológico de Chinche de la calabaza (Anasa tristis)

La depredación de estos insectos puede ser poco común, ya que liberan un olor nocivo cuando son atacados y repelen a los posibles depredadores .Sin embargo, los parasitoides, entre ellos la mosca taquínida (Trichopoda pennipes) atacan a ninfas y adultos.

Control químico

En el control químico existen varios activos que pueden utilizarse, entre ellos encontramos el carbaryl y el endosulfan.  Es importante consultar con un especialista antes de aplicar cualquiera de estos productos ya que pueden ocasionar daños a la salud y daños ecológicos severos

Organismos benéficos: Chinches

Las chinches, insectos pertenecientes al genero Heteroptera son enemigos naturales de un gran numero de plagas agrícolas. Las chinches aparecen de forma espontanea en los cultivos. Destaca la familia Miridae, bien conocida por alimentarse vorazmente de otros insectos.

Clasificación taxonómica

Se muestra la descripción general del orden Heterópteros conocidos como Chinches, que son organismos utilizados en el control biológico debido a que se alimentan de un gran numero de insectos plaga.

Orden: Hemíptera

Suborden: Heteróptero

Familia Miridae

Chinches en el control biológico

Entre los enemigos naturales que aparecen de forma espontánea en los cultivos, se encuentran las chinches (Heteroptera), entre las que destaca la familia Miridae, bien conocida por su gran actividad depredadora.

Los míridos se distinguen fácilmente de las otras chinches por tener el “cúneo” claramente separado del resto del hemiélitro, y no presentar ocelos en la cabeza.

Además, la membrana de las alas presenta una o dos células en la base y no posee nerviaciones longitudinales; las antenas presentan cuatro artejos, y su inserción es siempre visible dorsalmente; el rostro o pico tiene cuatro segmentos, y en reposo se pliega sobre la cara ventral del cuerpo.

El carácter más utilizado para la separación de las distintas subfamilias es la distinción de las estructuras pretarsales.

La determinación de las especies de míridos puede resultar en muchos casos laboriosa, y requerir tanto la medición de diferentes partes del cuerpo, como estudiar las piezas genitales de los machos; la identificación de las hembras puede generar dudas.

Ciclo biológico de las chinches

El ciclo biológico de los míridos es heterometábolo y está comprendido por los estados de huevo, ninfa y adulto. El desarrollo ninfal comprende cinco estadios; los esbozos alares, que se desarrollan paulatinamente, son claramente visibles en los dos últimos. Y

a desde los primeros estadios las ninfas son muy activas, permaneciendo así hasta momentos antes de comenzar la muda.

Los hábitos alimenticios de las ninfas son semejantes al de los adultos. Los chinches adultos y ninfas buscan activamente su presa, y una vez localizadas insertan en ella su aparato bucal y succionan su contenido. Podemos saber cuando la chinche depredadora se ha alimentado de huevos, larvas o pupas de moscas blancas, porque de todos ellos sólo queda el tegumento, normalmente en su forma original, aunque a veces la presa se crispa hacia dentro.

Tiene un régimen alimenticio bastante polífago, pudiéndose alimentar también de larvas y adultos de trips, ácaros, áfidos o huevos de lepidópteros.

Chinche: Miridae

En este sentido cabe destacar también que los míridos y otros muchos heterópteros, presentan la particularidad de poseer un régimen alimenticio mixto; zoófago y fitófago (Kullenberg, 1946; Dolling, 1991).

La fitofagia no necesariamente implica un daño económico para el cultivo; aún así, la relación entre la abundancia de este tipo de depredadores con los niveles de daño no es simple, habiéndose observado que este daño en la planta está relacionado con la falta de presa alternativa.

Por ello, la determinación del papel de estos insectos zoofitófagos dentro del cultivo no es fácil, y cada especie debe evaluarse por separado en relación a las presas presentes y en un cultivo determinado (Puchkov, 1961; Wheeler, 1976)

Fuente: Organismos para el control biológico en los cultivos de la provincia de Almería. Miguel Navarro Viedma et al. Colección Agricultura