Establecer una red de profesionales que fomenten el cooperativismo y el intercambio de información para facilitar la difusión de innovaciones entre los distintos participantes del sector.

AGROPRODUCTORES

Evaluamos las condiciones agro-ecológicas de tu zona y recomendamos un manejo integrado para los cultivos.

Archivo de categoría Nutrición Vegetal

¿Qué son las partes por millón?

La expresión partes por millón o ppm es utilizada con mucha frecuencia cuando se trata de medir cantidades diminutas, representa las cantidades de partes en un millón de partes.

Expresa la concentración de una sustancia determinada en una mezcla, y como su nombre dice, indica la cantidad de partes presentes por cada millón de partes en dicha mezcla.

Así cuando se indica que una solución tiene 100 partes por millón (ppm) de Ca significa que en un millón hay 100 partes que son de Ca o de cual sea el nutriente  ingrediente activo o compuesto indicado. La cantidad de 1 parte por millón (ppm) representa la millonésima parte de algo, y es equivalente a 1 mg L-1 ( 1 miligramo por litro).

¿Cómo se calcula?

1 mg =0,000001 kg (millonésima parte de 1 kg), entonces 1 ppm = 1 mg kg-1 ( 1 miligramo por kilogramo)

Bajo condiciones establecidas 1 ppm es equivalente a 1 mg/L  (1 miligramo por litro)

¿Cómo convierto ppm a gramos?

1 ppm equivale a 1 miligramo (mg), y un miligramo (mg) equivale a equivale a 0.001 gramo.

1 ppm es igual a 0.001 gramos.

Porcentaje

El porcentaje (%) es una medida aplicable a cantidades grandes de componentes. La cantidad de 1% es la centésima parte de 100 partes, por lo tanto el valor de 1% = 10,000 ppm o mg kg-1 (miligramos por kilogramo)

Esto se debe a que:

1,000,000 ppm/100 % = 10000 ppm/%

También es importante mencionar que si 1 ppm = 1 mg kg-1 = 1 mg L-1, entonces:

1 % = 10,000 ppm = 10,000 mg L-1 = 10 g L-1
1 % = 10 g L-1

Por lo tanto para pasar porcentaje (%) a ppm o mg L-1 se multiplica por 10000, y para pasar porcentaje (%) a g L-1 (gramos por litro) se multiplica por 10. El porcentaje es una medida muy utilizada en el cálculo de soluciones de fertilizantes foliares.

De tal manera que al preparar una solución en agua de ácido bórico al 0,35%, es equivalente a mezclar 3,5 g de ácido bórico en 1 litro de agua (0,35 x 10 = 3,5). Si la mezcla se realiza en un tanque de 2000 L de agua, la cantidad de ácido bórico que debe agregarse es de: 3,5 g L-1 x 2000 L = 7000 g o 7 kg.

Esta es la formula para calcular partes por millón de cierta sustancia en una mezcla.

7,000 g ÷ 2,000 L = 3,5 g L-1
3.5 g L-1 ÷ 10 = 0.35%

Esto significa que para preparar una solución de ácido bórico al 0.35% en un volumen de agua de 2,000 L se deben pesar 7,000 g o 7 kg del fertilizante y mezclarlos con ese volumen de agua para obtener la solución que aplicaremos a traves del fertirriego.

Para calcular la cantidad de ppm de ácido bórico que contiene dicha solución se multiplica el % por 10,000:

0.35 x 10,000 = 3,500 ppm o mg L-1

Este procedimiento también puede ser utilizado para calcular dosificaciones de insecticidas, reguladores del crecimiento, y distintos ingredientes activos utilizados en la producción agrícola.

Esperando que estos ejemplos resueltos para calcular partes por millón sirvan para el entendimiento del calculo y uso.

Esta información es util para realizar el calculo de dosis de cada fertilizante que compone la solución nutritiva, y en algunos casos para calcular la dosis de ingrediente activo de algún agroquimico.

 

 

 

 

 

Nutrición Foliar

Las plantas pueden fertilizarse suplementariamente a través de las hojas mediante aplicaciones de sales solubles en agua, de una manera más rápida que por el método de aplicación al suelo. Los nutrimentos penetran en las hojas a través de los estomas que se encuentran en el haz o envés de las hojas y también a través de espacios submicroscópicos denominados ectodesmos en las hojas y al dilatarse la cutícula de las hojas se producen espacios vacíos que permiten la penetración de nutrientes. Los nutrientes se absorben por las hojas con una velocidad notablemente diferente.

El nitrógeno se destaca por su rapidez de absorción necesitando de 0,5 a 2 horas para que el 50% de lo aplicado penetre en la planta. Los demás elementos requieren tiempos diferentes y se destaca el fósforo por su lenta absorción, requiriendo hasta 10 días para que el 50% sea absorbido. En el Cuadro 1, se detallan tiempos de absorción de algunos nutrimentos importantes.

Una vez que se ha realizado la absorción, las sustancias nutritivas se mueven dentro de la planta utilizando varias vías: a) la corriente de transpiración vía xilema, b) las paredes celulares, c) el floema y otras células vivas y d) los espacios intercelulares. La principal vía de translocación de nutrimentos aplicados al follaje es el floema. El movimiento de célula a célula ocurre a través del protoplasma, por las paredes o espacios intercelulares. El movimiento por el floema se inicia desde la hoja donde se absorben y sintetizan los compuestos orgánicos, hacia los lugares donde se utilizan o almacenan dichos compuestos. En consecuencia, las soluciones aplicadas al follaje no se moverán hacia otras estructuras de la planta hasta tanto no se produzca movimiento de sustancias orgánicas producto de la fotosíntesis

Cuadro 1.

Velocidad de absorción foliar para fertilizantes foliares

Nutriente    Tiempo para que se absorba el 50% del producto

N (urea)             0,5 – 2 h

P                          5- 10 días

K                          10-24 h

Ca                      1-2 días

Mg                  2-5 h S 8 días

Mn                       1-2 días

Zn                          1-2 días

Mo                       10-20 días

Fe                        10-20 días

 

Tomado de Bertsch, 1995.

Fertilización foliar

La fertilización foliar por lo general se realiza para corregir deficiencias de elementos menores. En el caso de macronutrimentos tales como el nitrógeno, fósforo y el potasio, se reconoce que la fertilización foliar solo puede complementar, pero en ningún momento sustituir la fertilización al suelo. Esto se debe a que las dosis a aplicar vía foliar son muy pequeñas en comparación con las dosis aplicadas al suelo para obtener buenos rendimientos. En el Cuadro 2, se detallan algunas tolerancias de concentraciones de fertilizantes foliares.

Aún cuando la fertilización foliar es complementaria, existen condiciones bajo las cuales los fertilizantes foliares permiten obtener buenos resultados agronómicos. Estas situaciones especiales son aquellas que resultan en limitantes para la nutrición mineral de la planta debido a problemas del sistema radical.

La sequía es la primera de ellas y se produce cuando el suministro de agua es deficiente, afectando la alimentación radicular y produciendo trastornos severos en el desarrollo vegetal. Bajo esta situación, la absorción radical de nutrimentos es limitado y será necesario utilizar entre tanto, la vía foliar, mediante la aplicación de fertilizantes foliares.

Contrario a la falta de agua, el exceso o encharcamiento produce poca disponibilidad de oxígeno en el medio radicular inhibiendo de forma inmediata la absorción de agua y nutrimentos por la planta, siendo la fertilización foliar una alternativa para nutrir a la planta, debido a que durante las inundaciones se produce una falta de oxigeno en las raíces, que provoca la muerte de estas, disminuyendo la capacidad de absorción de nutrientes del suelo.

Las aplicaciones de agroquimicos tales como herbicidas, insecticidas, nematicidas o fungicidas producen inicialmente un efecto esterilizante en el suelo, disminuyendo la absorción de nitrógeno, fósforo y potasio principalmente en estados iniciales de desarrollo del cultivo. La aplicación de nutrimentos vía foliar, permitirá restaurar el adecuado balance nutricional en la planta.

En la practica, la fertilización foliar consiste en aportar nutrientes a las plantas asperjando los nutrientes o fertilizantes disueltos en agua sobre las hojas de las plantas. Las plantas son capaces de absorber nutrientes a través de sus hojas e incorporarlos a su metabolismo.

 

Cuadro 2.

Tolerancia de concentración de nutrimentos en aplicaciones foliares

Nutrimento     Fertilizante                                                                         Kg/400 L agua (*)

Nitrógeno       Urea                                                                                         3-5

NH4NO3, (NH4)2HPO4, (NH4)2SO4                                                                 2-3

NH4Cl, NH4H2PO                                                                                         2-3

Fósforo           H3PO4, otros (ver N)                                                             1,5 – 2,5

Potasio           KNO3, K2SO4, KCl                                                                      3-5

Calcio             CaCl2, Ca(NO3) 2                                                                        3-6

Magnesio      MgSO4, Mg(NO3) 2                                                                   3-12

Hierro            FeSO4                                                                                          2-12

Manganeso  MnSO4                                                                                          2-3

Zinc                ZnSO4                                                                                      1,5-2,5

Boro              Sodio borato                                                                              0,25-1

Molibdeno Sodio molibdeno                                                                         0,1-0,15

(*) 400 L, cantidad suficiente para 1 ha de cultivo.

Tomado de Fageria, et al. 1997

 

Los daños causados por heladas son por lo general la pérdida de follaje, las aplicaciones de nitrógeno ayudan a restaurar el área foliar afectada y se ha indicado que el potasio aplicado foliarmente en forma preventiva, puede atenuar los daños por el frío. La salinidad de los suelos es otro factor que afecta la absorción de agua nutrimentos por la planta.

Las sales aumentan la succión osmótica de la humedad del suelo, lo cual aumenta la retención de agua en el suelo, y como consecuencia afecta el movimiento de nutrimentos del suelo a la planta. Por otra parte, altas concentraciones de sodio provocan el bloqueo de la absorción de cationes importantes tales como el calcio, magnesio y potasio.

Por esta razón, el uso de fertilizantes al suelo puede restringirse y la fertilización foliar puede ser una alternativa beneficiosa. Los desbalances entre cationes y aniones en el suelo, pueden provocar deficiencia de alguno de ellos en la planta y la fertilización foliar puede constituirse en una herramienta efectiva para complementar la falta de ese nutrimento.

Un pobre desarrollo radical producto de problemas por toxicidad de aluminio, por compactación de suelo o por un nivel freático muy alto, son otros de los factores que afectan la absorción de nutrimentos por la planta y convierten a la fertilización foliar en un medio importante para complementar la nutrición mineral de los cultivos.

En el mercado existen diversos fertilizantes foliares, cada uno con un perfil de ingredientes activos y nutrientes diferentes, lo que la elección de alguno de ellos dependerá de la necesidad que busquemos atender.

 

 

 

Diagnostico Nutrimental

El rendimiento de los cultivos está basado inicialmente en la disponibilidad de nutrimentos en el suelo. Los suelos varían enormemente en una serie de propiedades que de una u otra forma, afectan el desarrollo y rendimiento del cultivo.

Propiedades tales como tipo de arcilla, contenido de materia orgánica y de agua y propiedades físicas, etc., afectan la disponibilidad de elementos, mientras que el genoma de la planta, microorganismos, temperatura, agua y pH del suelo afectan la absorción de nutrimentos por la planta. La adecuada nutrición mineral de un cultivo está influenciada por el conocimiento de los requerimientos de la planta y por la cantidad e intensidad de nutrimentos del suelo en donde se tiene el cultivo. Cuando el suelo no puede suplir adecuadamente los nutrimentos para un normal desarrollo de las plantas, se hace necesario su adición en las cantidades y formas apropiadas.

El diagnóstico de las necesidades nutricionales de las plantas es muy similar al diagnósticode los humanos. El médico observa a su paciente, obtiene toda la información necesaria, realiza los exámenes correspondientes y diagnostica el caso. De igual manera el agricultor observa las plantas, recoge información de su manejo y realiza los análisis pertinentes. El éxito de su diagnóstico dependerá de los conocimientos fundamentales de la planta y del
suelo y de la correcta interpretación de los resultados de los análisis.

 

Bibliográfica:

Fertilización foliar: principios y aplicaciones. Memorias. Universidad de Costa Rica.