Sistemas de Riego

Los sistemas de riego son un conjunto de estructuras que funcionan relacionadas entre sí y que tienen como objetivo conducir el agua hasta la zona radicular de las plantas, asegurando la disponibilidad del agua para la planta. Además de esto, se aprovechan los diferentes beneficios que el sistema brinda al aplicar las diferentes cantidades de nutrientes que el cultivo necesita en diferentes cantidades a lo largo de las diferentes etapas de crecimiento, germinación, desarrollo vegetativo, floración, cuajado de fruto, desarrollo de fruto y senescencia. Así como de hacer un uso eficiente del agua, fertilizantes (lo que se conoce como fertiirrigación), agroquímicos, para aumentar la rentabilidad de la producción agrícola.

Las plantas absorben los nutrientes a través del agua, estos se disuelven en el agua y son absorbidos por las raíces y posteriormente distribuidos a las zonas donde se necesiten para realizar los distintos procesos bioquímicos que las plantas realizan para completar su ciclo de vida.

Las limitaciones de agua provocan alteraciones metabólicas y fisiológica en las plantas, dependiendo de la intensidad y duración de una sequía una planta puede reducir la calidad y cantidad de la cosecha que se espera producir, así como provocar la muerte de la planta.

Asegurar la disponibilidad de agua en una producción agrícola es indispensable para producciones de alta calidad y rendimiento. Esto se logra mediante el uso de sistemas de riego que conducen el agua hasta zona radicular de la planta, asegurando la disponibilidad del agua para la planta y de esta manera puede realizar procesos como la fotosíntesis favoreciendo la producción de carbohidratos que finalmente servirán para el desarrollo de tallos, para la floración y desarrollo de frutos.

Tipos de sistemas de riego

Riego por goteo

Este sistema de riego fue diseñado principalmente para la producción agrícola bajo cubiertas plásticas y posteriormente adoptado para la producción agrícola a cielo abierto. Es sistema de riego por goteo es una forma eficiente para aplicar el fertilizante y mantener disponible el agua para los cultivos.

Consiste en el abastecimiento de agua sobre el área de suelo cercana la zona radicular de las plantas, en dosis pequeñas. El agua es conducida a través de tuberías y posteriormente a través de cintillas de riego, que cuenta con agujeros diseñados específicamente para distintos tipos de gastos de agua, expresados normalmente en litros por hora.

Los riegos serán programados según los distintos tipos de suelo, cultivo y condiciones ambientales. Siempre que estos requisitos se cumplan se obtendrá un beneficio económico y medioambiental al realizar un eficiente uso del agua.

Haciendo uso del sistema de riego por goteo se puede ahorrar hasta un 50% de agua en comparación con otros sistemas de riego como por un sistema de riego por aspersión. Estos beneficios son obtenidos cuando los sistemas de riego por goteo son diseñados en medida que se adaptan a las necesidades particulares de cada producción agrícola. Siempre que sea bien diseñado, manejado y que se dé un mantenimiento periódico.

Riego por aspersión.

Consiste en un sistema de tuberías que conducen agua hasta aspersores colocados en distintas partes de la producción agrícola, de forma que se asegura se cubra toda la superficie plantada. Estos sistemas de riego utilizan la presión para bombear el agua a través de los aspersores y que estos asemejen una lluvia que empapa todo el cultivo y finalmente llega al suelo para estar disponible para las raíces de la planta.

Este tipo de sistemas no es muy eficiente en el uso de agua, y en ciertos cultivos susceptibles de hongos, genera las condiciones adecuadas para la aparición de estos, dañando y disminuyendo la producción y calidad de las cosechas.

Algunos sistemas de riego por aspersión poseen estructuras que les permite a los aspersores desplazarse a través de la parcela sembrada, suelen ser llamados sistemas de riego de pivote central o sistemas laterales automáticos.

Riego por rodado

Estos sistemas de riego conducen el agua a través de canales hacia la parcela sembrada, y con ayuda de la nivelación del terreno, el agua es conducido hacia toda la parcela. Este tipo de riego es muy poco eficiente en el uso del agua, y simula una inundación de la parcela sembrada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *