AGROPRODUCTORES

Establecer una red de profesionales que fomenten el cooperativismo y el intercambio de información para facilitar la difusión de innovaciones entre los distintos participantes del sector agroalimentario.

AGROPRODUCTORES

Evaluamos las condiciones agro-ecológicas de tu zona y recomendamos un manejo integrado para los cultivos.

Archivo de categoría Himenópteros

Daños por mosca sierra (Perclista marginicollis)

Mosca sierra (Perclista marginicollis)

Daños provocados por la mosca sierra

Se observan los daños provocados por las larvas de mosca sierra en nogal

La mosca sierra (Perclista marginicollis) es una plaga importante en el cultivo del nogal pecanero. Estas avispas pequeñas pueden defoliar completamente un árbol joven.

La mosca sierra (Perclista marginicollis) es una avista de 0.8 cm de largo. La larva de Perclista marginicollis se alimenta desde el envés de las hojas.

Los daños en la hoja se asemejan a los hechos por tiros de munición. Se observan muchos círculos en la hoja. En poblaciones altas llegan a defoliar arboles jóvenes completos o causar un daño importante en el área foliar de árboles adultos. Excesivo numero de larvas por árbol puede provocar defoliación de media a severa.

 

Clasificación taxonómica de la mosca sierra

Mosca sierra (Perclista marginicollis)

Se muestra el adulto de la mosca sierra

Clase: Insecta

Orden: Hymenoptera

Familia: Cimbicidae

Género: Perclista

Especie: marginicollis S.

Ciclo biológico de mosca sierra

Larva de mosca sierra (Perclista marginicollis)

Se muestra una larva de mosca sierra

Las larvas de la mosca sierra  miden entre 0.3 – 1.3 cm y son de color verde, muy parecido al color del follaje tierno. La emergencia del adulto de la mosca sierra sucede al mismo tiempo que la brotación de yemas en nogal. La hambre coloca los huevecillos los brotes tiernos.

Los huevecillos suelen eclosionar durante el mes de abril y las larvas jóvenes se alimentan de las hojas del árbol de nogal pecanera. Cuando las larvas están listas para transformarse en adultas se dirigen al suelo y se entierran a no más de 10 cm, es allí donde pupan y pasan el invierno en este estado. Solo se presenta una generación de la mosca sierra (Perclista marginicollis) durante el año.

Control biológico de la mosca sierra (Perclista marginicollis)

Algunos agentes de control biológico que pueden usarse para controlar a la mosca sierra son los hongos entomopatogenos Bauveria bassiana y Metarhizium anisopliae que infectan a las larvas mediante contacto.

La bacteria de nombre Bacillus thurigiensis también se puede usar para el control biológico de la mosca sierra.

Control químico de la mosca sierra (Perclista marginicollis)

En el control químico de la mosca sierra (Perclista marginicollis) se utilizan el ingrediente activo endosulfan y extracto de neem.

En la elección del ingrediente activo a utilizar en el control de la mosca sierra se debe considerar el historial de ingredientes activos aplicados, la densidad de población del insecto y las condiciones particulares. Siempre se deben usar productos que cuenten con el respectivo registro legal para su uso en el cultivo y la plaga.

 

 

Chicharrita del frijol (Empoasca kraemeri)

La chicharrita del frijol (Empoasca kraemeri Ross y Moore) provoca daños considerables al cultivo del frijol.

Chicharrita del frijol (Empoasca kraemeri

a) Adulto de la Empoasca kraemeri b) huevo sobre nervadura c) ninfa d) síntomas, lado derecho hoja sana, lado izquierdo hoja afecta e) síntomas de la plaga en planta

Los adultos, larvas y ninfas de este insecto se alimentan succionando la savia de las hojas de la planta. Después del ataque las venas de las hojas se tornan en un color amarillo, el amarillamiento comienza de las orillas hacia las nervaduras centrales. Después las hojas se deforman y enrollan hacia abajo. En infestaciones fuertes se presenta defoliación.

Los síntomas se observan después de 4-5 días después de la infestación. Otros daños provocados son reducción del crecimiento, aborto de flores y vainas. El daño es provocado por la succión de la savia así como por la inyección de una toxina por parte de Empoasca kraemeri Ross y Moore.

La toxina que el insecto inyecta durante la succión de la savia bloquea el flujo de floema y altera el xilema. El bloqueo del floema y xilema provoca la acumulación de fotosintatos y deriva en fitotoxicidad.

Clasificación taxonómica de Empoasca kraemeri

Clase: Insecta

Orden: Hemiptera

Familia: Cicadellidae

Género: Empoasca

Especie: kraemeri Ross y Moore

Ciclo biológico de la chicharrita del frijol (Empoasca kraemeri)

Las ninfas y los adultos de este insecto son muy activos. Las hembras colocan sus huevos en el envés de las hojas y de los peciolos. Los huevos son introducidos dentro del tejido vegetal, y son colocados entre la unión de las nervaduras y la lámina foliar.

A una temperatura de 25°C los huevos demoran en promedio 7 días en eclosionar. Las ninfas suelen ser poco móviles y se sitúan en las nervaduras. La ninfa pasa por 5 instares, cada instar incrementa de tamaño.

Se requieren en promedio 8.5 días para que el insecto pase por los 5 instares y complete su desarrollo de ninfa, para pasar a ser un adulto.

Los adultos viven en promedio 42 días a 25°C. Cada hembra adulta es capaz de poner de 70 a 80 huevos. Esto lo hacen colocando alrededor de 3 huevos por día.

Control químico de la chicharrita del frijol

El umbral de aplicación es de una ninfa por cada hoja trifoliada o de un adulto por planta de la germinación hasta la primera hoja trifoliada. Después de la tercera hoja trifoliada el umbral es de 3 ninfas por hojas trifoliadas o de tres insectos adultos por plantas.

Para el control químico de Empoasca kraemeri Ross y Moore se suelen utilizar los siguientes ingredientes activos: azinfos metílico, cipermetrina, acefato, deltametrina, endosulfan, fenvaerato, malation y triclorfón.

En las aplicaciones debe considerarse la tendencia del insecto a permanecer en el envés. Cuando se usan insecticidas de contacto debe asegurarse una aplicación correcta para llegar al envés de la hoja.

Organismos benéficos: Avispas parasitoides

Las avispas parasitoides del orden Hymenoptera es uno de los grupos de insectos más importantes tanto por su abundancia de especies, se estima que se han descrito entre 120.000 y 200.000 especies, como por su gran variabilidad en modos de vida.

Las avispas parasitoides presentan comportamientos fitófagos, parásitos, depredadores o fitoparásitos. En cuanto a su importancia para el hombre, en lo referente al aspecto económico, supera a la de cualquier otro grupo por el papel que juegan en el control biológico de plagas agrícolas y forestales, como parasitoides de las mismas.

Clasificación taxonómica

Las avispas parasitarias pertenecen a la siguiente clase:

Clase: Insecta

Himenópteros parasítica

Son utilizadas en el control biológico de plagas como agentes de control biológicos, debido a su que presentan comportamientos parásito, depredadores de insectos plaga.

avispa parasitoide nombre cientifico

Las especies de parasitoides se engloban en un grupo de familias que incluye este orden y al que se denomina Himenópteros parasítica ( avispas parasitarias o avispas parasitoides). Los himenópteros parasítica presentan un desarrollo postembrionario holometábolo, con metamorfosis completa, con cuatro estados de desarrollo: huevo, larva, pupa y adulto.

Todos los estados de desarrollo, salvo el adulto, son difíciles de observar debido a que suelen desarrollarse, en el interior del huésped en el caso de los endoparasitoides y en lugares protegidos en el caso de los ectoparasitoides. La forma del huevo suele ser ovoide o alargada, pudiendo presentar en algunos grupos, pedicelos, pedúnculos vesículas o apéndices. Generalmente las avispas parasitarias son transparentes y lisos en los endoparasitoides y reticulados e incluso espinosos en los ectoparasitoides.

Tipos de avispas parasitoides

El estado larvario presenta un fenómeno conocido como hipermetamorfosis o heteromorfosis. Este consiste en que el primer estadío larvarío presenta una forma con una serie de estructuras que suelen perderse en estadios maduros. Estas estructuras suelen ser más complejas en las larvas de ectoparasitos, que en las endoparasitas. Los estadios larvarios maduros presentan forma cilíndrica o de uso y por lo general son de color blanquecino o amarillento translucido.

Las pupas de los himenópteros parasítica (avispas parasitarias) son adécticas exaradas, presentando todos los grupos una morfología muy similar. En algunos grupos las pupas se encuentran cubiertas por un pupario de aspecto sedoso. Los adultos, al igual que todos los órdenes de insectos, presentan su cuerpo dividido en tres regiones o tagmas: cabeza, tórax y abdomen.

Tipos de avispas parasitoides

Las características más importantes y que nos sirven para distinguir a las distintas familias incluidas en este grupo son, por un lado las antenas, que suelen ser muy variables en cuanto al número de segmentos que determinan su longitud. En el tórax, destaca la presencia de dos pares de alas membranosas, cuya venación tiene un papel muy importante en la diferenciación de las distintas familias y especies.

Finalmente el abdomen presenta en este grupo una particularidad y es el pequeño estrechamiento o peciolo que separa parte del abdomen (gaster) del resto del cuerpo del insecto. En cuanto a las características biológicas del orden son bastante complejas, tanto en lo que se refiere a sus características reproductivas, en los comportamientos de apareo, localización y selección del huésped así como en su desarrollo y las múltiples adaptaciones y formas de vida. Todos los himenópteros parasitica presentan reproducción partenogénica que puede ser:

  • Arrenotoquia en la cual los huevos no fertilizados haploides dan lugar a machos y los huevos fertilizados diploides originan hembras.
  • Deuterotoquia en este caso las hembras no fecundadas o que no se aparean dan progenie tanto de machos como de hembras. Los machos son biológica y ecológicamente inviables.
  • Teliotoquia en este caso únicamente se produce progenie de hembras diploides. A los individuos producidos por estos dos últimos mecanismos se les denomina también imparentales o uniparentales.

Selección del insecto huésped

El proceso de selección del huésped sigue un esquema similar en todos los himenópteros parasitoides. La detección del huésped comienza con la selección de un hábitat favorable. Las plantas de las cuales se alimenta el huésped tienen un papel importante, de modo que el parasitoide puede ser atraido por las sustancias producidas por estas (=alomonas).

El atrayente del huésped hacia el parasitoide se debe fundamentalmente a la percepción de este de las kairomonas. La población del huésped y el parasitoide suele ser un factor también importante para la localización del huésped. Las respuestas visuales y tactiles de las antenas, así como los movimientos del huesped juegan también un papel importante. Normalmente las hembras depositan huevos parcial o completamente incubados, en el interior, si se trata de endoparasitoides o bien sobre o próximo al huésped si se trata de ectoparasitoides.

El número de huevos depositados es muy variable, los parasitoides solitarios normalmente depositan un huevo, aunque pueden depositar hasta tres, en cuyo caso tan sólo se desarrolla una larva, ya que esta una vez que eclosiona del huevo suele eliminar al resto. Los parasitoides gregarios por su parte depositan desde pocos huevos (8-9) hasta varias docenas.

Estrategias de vida

En cuanto al número de estadios larvarios en las avispas parasitarias, es igualmente variable, al parecer cinco es el número más abundante, y el más primitivo.  Los más evolucionados presentan un número menor, generalmente tres ó cuatro. Al alcanzar el final del último estadio la larva deja de alimentarse y presenta escaso movimiento.  Es en este momento cuando se dice que ha alcanzado el estado de pupa. La pupación de las avispas parasitarias se efectúa próxima o dentro de los restos del huésped. Existe dos estrategias de vida que engloba en dos grupos a los himenópteros parasítica:

Estrategia Idibionte

  • El huésped es aguijoneado y paralizado totalmente por el veneno de la hembra del parasitoide, deteniendo por completo su desarrollo y depositando un huevo sobre o junto al huésped. La larva con un período de desarrollo corto, consume el huésped completamente paralizado en el menor tiempo posible.

avispas parasitoides

La mayoría son ectoparasitoides, que se desarrollan en el exterior del cuerpo del huésped, succionando nutrientes a través de su piel o de alguna herida. Suelen presentar un amplio rango de especies huésped.

Estrategia Koinobionte

  • Estos parasitoides ( avispas parasitarias)  paralizan parcialmente al huésped con su veneno, de este modo el huésped se recupera rápidamente tras la oviposición, continuando su desarrollo, y sólo muere cuando el parasitoide alcanza la madurez. La mayoría son endoparasitoides, que se desarrollan en el interior de la cavidad corporal del cuerpo. Presenta una gran especificidad sobre sus huéspedes.

Fuente: Organismos para el control biológico en los cultivos de la provincia de Almería. Miguel Navarro Viedma et al. Colección Agricultura.