Calidad del Agua

La calidad del agua es esencial en el riego de cultivos agrícolas asi como en la aplicación de agroquímicos donde el agua es utilizada como vehículo de las distintas sustancias activas utilizadas en el control de plagas y enfermedades de cultivos. Los factores que conforman la denominada calidad del agua determinan el potencial uso de la misma en base a las características que posea. Un problema usual en el riego con aguas de mala calidad es el taponeamiento u obstrucción de los goteros o emisores de agua, especialmente cuando se trata de riego localizado, este problema también se presenta en las boquillas de los equipos de aplicación de agroquímicos, como los equipos de fumigación.

Condiciones en las cuales se pueden presentar problemas de taponamiento en los emisores de los sistemas de riego por goteo por una mala calidad del agua
Tipo de Problema Intensidad del problema
  Baja Media Alta
Físicos
Sólidos en suspensión <50 50-100 >100
Químicos
pH <7,0 7,0-8,0 >8,0
Sales <500 500-2000 >2000
Bicarbonatos <0,1 <100
Manganeso <0,2 0,1-0,5 >1,5
Hierro total <0,2 0,2-1,5 >1,5
Sulfuro de hidrógeno <103 0,2-2,0 >2,0
Biológicos
Población de bacterias <103/mL 103-503/mL >503/mL

Los fertilizantes que son suministrados a las plantas mediante el uso de aguas de mala calidad, suelen presentar problemas de precipitación al reaccionar con las impurezas del agua, como pueden ser sales de Magnesio y Calcio principalmente. Esto a su vez disminuye la eficiencia de los fertilizantes con las evidentes consecuencias en el rendimiento y rentabilidad que los agroproductores obtendrán de sus cultivos.   Las concentraciones de Calcio (Ca) superiores a 100 partes por millón suelen presentar este tipo de problemas de precipitación.

Este problema no solo afecta a los fertilizantes, también tiene efecto negativo sobre los agroquímicos aplicados a los cultivos, teniendo un efecto similar al de los fertilizantes al disminuir su eficiencia y provocando el aumento de dosis en la aplicación, a consecuencia de la disminución de efectividad del agroquímico.En la medida en la que las concentraciones de impurezas en el agua se incremente, lo hará la probabilidad de precipitaciones de los fertilizantes en forma de fosfato añadidos a la solución nutritiva. Una vez precipitados los fertilizantes dejan de ser nutrientes para las plantas, debido a que están en su forma no disponible, imposibles de ser absorbidos por la planta.

Ademas de esto las precipitaciones suelen provocar taponeamientos en los sistemas de riego, precipitándose y acumulándose al fondo de los tanques, en las tuberías del sistema de riego, disminuyendo la eficiencia de los riegos, y pudiendo provocar estrés hídrico localizado en diferentes zonas de la producción al obstruir los goteros e impedir el riego.

En casos extremos, en aguas de muy mala calidad, el exceso de impurezas, sales específicamente pueden provocar fitotoxicidad en los cultivos, provocando amarillamientos, clorosis, y necrosis en los bordes de las hojas.

Hacer análisis de calidad del agua ayudará a tomar decisiones en la producción agrícola, y prevenir posibles efectos negativos sobre la calidad, rendimiento y rentabilidad que los agroproductores buscan en sus producciones agrícolas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *