Glosario de conceptos del sector agrícola

En las publicaciones  sobre el comportamiento del sector agrícola son utilizados ciertos conceptos o indicadores que transmiten información de interés a los participantes del sector agrícola, para facilitar el entendimiento a continuación dejamos la definición de cada uno de estos conceptos.

Estos conceptos y definiciones fueron tomados de la metodología que realiza el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) del gobierno federal en México al realizar el levantamiento de datos para el sondeo estadístico del sector agrícola, realizado anualmente.

Superficie Sembrada:

Es la superficie agrícola en la cual se deposita la semilla o plantula de cualquier cultivo, previa preparación del suelo y de la cual se lleva el seguimiento estadístico, es la variable más importante de las que genera la actividad agrícola.

Superficie Cosechada:

Es la superficie de la cual se obtuvo producción, esta variable se genera a partir de que inicia la recolección, la cual puede ser en una sola ocasión como en el caso del Maíz Grano o del Frijol; o en varios cortes como ocurre con los cultivos de recolección, tales como el pimiento morrón, tomate, pepino, arándano, o la frambuesa, incluye la superficie en que presentó siniestro parcial.

Superficie Siniestrada:

Es el área sembrada que en el ciclo agrícola registra pérdida total por afectación de fenómenos climáticos o por plagas y enfermedades. En el caso de perennes, se reconoce la pérdida total por siniestros con afectación sólo para la producción del año agrícola de que se trate, considerando que la plantación queda en posibilidad de ser cosechada en el año siguiente.

Producción:

Es el volumen de producción que se logró levantar en determinada superficie cosechada. Es un dato de suma importancia ya que con este indicador se determina el comportamiento de la actividad agrícola en el País. Ademas de ser un indicador de competitividad del producto-sistema de cada cultivo. En medida que se aumente el volumen y peso producido en una misma superficie cultivada, sin el deterioro de los recursos humanos, se fortalece la competitividad del sistema-producto del cultivo.

Rendimiento:

Es el resultado de la división de la producción obtenida entre la superficie cosechada. En muchos casos el rendimiento también puede ser un dato y no un calculado, debido a que se puede obtener a partir de la medición física del producto en laboratorio y con ese dato se puede calcular la producción obtenida.

Superficie de Riego:

Es el área donde se realiza la aplicación artificial de agua para beneficiar los cultivos. En la actualidad existen diferentes tipos de riego; reconocemos riego por goteo, aspersión, auxilio y punteo. Cuando hay superficie declarada como temporal y por alguna razón o forma se le aplique riego artificial, forma parte de la superficie  de Riego.

Superficie de Temporal:

Es el área en la que el desarrollo completo de los cultivos depende exclusivamente de las lluvias o de la humedad residual del suelo. En el caso particular de la áreas dominadas por obras de riego, pero que en el ciclo no recibieron beneficio del riego forman parte del a superficie de temporal.

Precio Medio Rural:

Se define como el precio pagado al productor en la venta de primera mano en su parcela o predio y/o en la zona de producción, por lo cual no debe incluir los beneficios económicos que a través de Programas de Apoyo a Productores puedan otorgar el Gobierno Federal y/o Estatal, ni gastos de traslado y clasificación cuando el productor lo lleva al centro de venta.

Cultivos orgánicos

El cultivo de  orgánicos se define como un sistema de producción que utiliza insumos naturales y prácticas especiales: aplicación de compostas y de abonos verdes, control biológico, asociación y rotación de cultivos, uso de repelentes y fungicidas a base de plantas y minerales, entre otras. A cambio, se prohíbe el uso de pesticidas y fertilizantes de síntesis química. Esta forma de producción incluye en su particular filosofía el mejoramiento de los recursos naturales y de las condiciones de vida de sus practicantes, cumpliendo con ello los principios de la sustentabilidad. A su vez, el mercado de este tipo de productos ofrece un sobreprecio, pero también exige una garantía de los métodos de producción empleados que se corroboran a través de un proceso de certificación.

Existen organismos privados y gubernamentales que regulan y certifican la producción orgánica, SAGARPA tiene su programa Orgánico, y organismos privados como OMRI, GLOBAL GAP participan en las actividades de regulación y certificación de producciones agrícolas orgánicas.

Cultivos en invernadero

Los cultivos de invernadero son aquellos en los cuales el desarrollo del cultivo se hace bajo ambientes controlados, incluye la hidroponía. La producción de este tipo es de alto valor agregado, por lo que hay una adecuación y tanto la topografía como el clima se regulan con infraestructura, gracias al desarrollo tecnológico que se ha desarrollado en México.

Dado el avance tecnológico en la agricultura del País, donde uno de sus indicadores es el modo de producir y que  se observa, entre otros, por la expansión del manejo de  la producción mediante invernaderos, esto hace denotar la importancia de los mismos, para lograr mayor eficiencia de los factores de la producción, que se aplican para estar cada vez más en condiciones de competitividad y oportunidad en el mercado con ciertos productos.

Fuente: SIAP

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *