Dureza del agua

La dureza del agua es un componente de la calidad del agua, esta determinado por la concentración de sales en el agua, en medida que el contenido de sales se incrementa en el agua mayor dureza tendrá. Hay una gran cantidad de sales presentes en el agua, pero las principales son las sales de Magnesio (Mg) y Calcio (Ca). Cuando un agua es dura esta tienda a generar incrustaciones por precipitaciones en los tanques donde se almacena y en las tuberías por las que se transporta.

En agronomía la dureza del agua es importante por que nos indica la probabilidad de que se provoquen precipitaciones por la interacción de algunos nutrientes con las sales de Calcio (Ca) y Magnesio (Mg) presentes ene aguas duras.

Existe un rango de concentraciones de estas sales, que indica la dureza del agua. Aguas con concentraciones de 50 partes por millón son consideradas aguas blandas, aguas de 50 a 100 partes por millón son aguas de dureza media y aguas que van de las 150 a las 200 partes por millón entran en la clasifican de aguas duras. Las aguas duras pueden ser utilizadas para riego agrícola con el correcto manejo agronómico de esta. Las aguas muy blandas, menores a 50 ppm son corrosivas para tuberías metálicas de conducción.

Técnicamente la dureza es la concentración total, expresada en peso, de los iones de sales de Calcio y Magnesio, y suele expresarse en equivalente carbonato de calcio en ppm o mg por litro. El mayor riesgo de las aguas duras es la formación de precipitados formados al reaccionar las sales de Calcio y Magnesio con algunos nutrientes utilizados en la fertilización, algunos de estos fertilizantes son los fosfatos y sulfatos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *